Escape Perfecto: Inclusión en la televisión argentina


Leí una interesante reseña de un programa de Telefé. En el texto, de una página que trata temas de inclusión a las personas con discapacidad, destacaban la labor del programa Escape Perfecto, que había realizado una edición con una pareja ciega.
En el texto, que pego abajo de esto, resaltaban la no victimización que se hacía de los participantes, la puesta en foco de las personas con discapacidad y la iniciativa.
A veces nos encontramos con algunas experiencias de la industria televisiva dignas de ser valoradas.  Trabajo de profesionales que para realizar productos entretenidos no necesitan apelar a la sensiblería ni reiterar las narrativas de los lugares comunes y los estereotipos al pensar a las personas en el marco de las diversidades que nos constituyen como sociedad. Diversidad, cada vez más declamada pero no justamente reflejada.
Así nos encontramos con una publicación de la página de facebook  HFNoticias que comparte la emisión de este lunes 11 de enero del programa “El Escape Perfecto”, del Canal Telefé; con esta recomendación:
“Excelente el programa de Telefé, “Escape perfecto” en donde una pareja (hombre-mujer) de personas con discapacidad visual están compitiendo con las mismas reglas que cualquier otra persona. Y vienen bien!!! Para aplaudir a los conductores por el tratamiento igualitario.
Esto es INCLUSIÓN.”

Y lo que llama la atención es que este tratamiento basado en el respeto y la igualdad que en los medios de comunicación no comerciales o de base comunitaria es habitual, en el mainstreamaparece en raras excepciones. Y quizás animada por la productora internacional propietaria del formato, esta es una de ellas.
En primer lugar, el formato del programa no cambia. No hicieron un programa “especial”.  En términos generales es un programa de preguntas en el que participan dos personas. Una de ellas encargada de responder y por cada respuesta correcta la otra de ingresar a una sala donde va cumpliendo una “prueba” y además puede retirar distintos “premios”. Para esto tiene un tiempo acotado que va creciendo en cada pregunta, que es cada vez más compleja. El único ajuste que realizaron fue que la conductora hablara para que el participante pueda distinguir la puerta de salida por el sonido de la voz.
Y entre prueba y prueba, el conductor suele hablar con los participantes, y aquí también se pueden identificar algunas cuestiones interesantes. Por un lado, el conductor preguntó sin pruritos ni temor a equivocarse, pero con respeto y sin infantilizar, sobre la historia de vida y las experiencias cotidianas de dos personas adultas con discapacidad visual, que son pareja y padres de un niño.  Y en ese diálogo espontaneo y genuino se pudo conocer a personas que no encajan para nada en los estereotipos de las personas ciegas. De esa manera, ese simple ejercicio permite desentrañar las típicas representaciones que constituyen barreras culturales para la participación.
Y por otro lado, en el haber, algunas persistencias sutiles de ciertos climas hacia el final, que muestran que aún resta trabajo por hacer.   Más allá de esta acotación, invitamos a disfrutar de esta emisión que está alojada en el sitio web del canal.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s