Pretenden tratar el agua de mar para el consumo de los vecinos


Las estudiantes de la carrera de Ingeniería Química Cynthia Álvarez, Mariana Nievas y Nahir Asenié llevan adelante un proyecto que evalúa la instalación de una planta desalinizadora en la ciudad. La actividad es coordinada por la profesora Aida Martínez y es parte de la actividad final para la carrera.

La propuesta surge “viendo la problemática que sufrimos desde hace varios años, incrementada este último verano, con los cortes de agua, que llegaron a ser tres por semana” indicó Mariana. Las estudiantes plantean instalar una planta desalinizadora que a través del proceso de ósmosis inversa permita consumir el agua de mar.

El proyecto se encuentra en la primera etapa, que consiste en la recolección de información. En este momento, “estamos analizando los diferentes procesos y tecnologías para elegir la más factible para la zona” comentó Cynthia. Con este proyecto concluirían la carrera y las alumnas aseguran que cuando lo pensaron se inclinaron por “pensar un tema para la ciudad”.

Si bien aseguran que la instalación de una planta implicaría una inversión importante al principio, también destacan que luego el costo se iría amortiguando. Entre los países que utilizan esta tecnología se encuentran varios de Latinoamérica como Chile, Brasil y México. Sin embargo, Israel es punta en este tipo de sistemas.

Visita técnica

Las estudiantes harán una visita técnica a la planta Unitec de Mar del Plata, que fabrica materiales para realizar estas plantas. Esta empresa trabaja con ósmosis inversa, que consiste en hacer pasar el agua con mucha presión por unas membranas permeables que impiden que las sales y otros componentes lo hagan.

Esta opción presenta ventajas como abaratar el costo. En otras plantas se destila el agua, llevándola hasta el proceso de ebullición y para hacerlo se requiere mucho calor y combustible.

“Para poder pensar el lugar para ponerla, tenemos que saber cuáles son las condiciones del agua, para estimar cuál es el lugar menos contaminado” aseguró Mariana. “Las membranas retienen los compuestos orgánicos y se hace un pretratamiento” indicaron, sin embargo, es preferible que mientras haya menos compuestos para filtrar.

“Los tiempos para armar una planta depende mucho de los tiempos políticos” señalan. En una entrevista anterior con la empresa “nos dijeron instalar una planta para las dimensiones de Comodoro se tardaría seis meses aproximadamente”. El proceso de ósmosis inversa es un sistema bastante utilizado. Incluso existen plantas a pequeña escala que tratan agua para cruceros por ejemplo.

Análisis del mar

“Estamos buscando datos certeros de las condiciones del agua de mar” señalaron. Las estudiantes se encuentran buscando de estudios ya realizados, o de ser necesario, buscan poder hacerlos ellas mismas.

“Hasta el momento obtuvimos sólo dos datos y estamos buscando financiamiento para poder hacer los análisis” dijo Cynthia. Afirmó que una vez que vuelvan del viaje comenzarán a buscar fondos para llevar adelante los estudios.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s