Punta Tombo: Un área protegida con la colonia de pingüinos más grande de Sudamérica


dos pinguinos tomboEl Área Provincial Protegida es una de las reservas de aves marinas más diversas del mundo, que alberga a la mayor concentración continental de pingüinos de Magallanes. Se reúnen cerca de 250.000 parejas que se reproducen y crían a sus pichones en ese lugar. Además, en Tombo se pueden ver gaviotas cocineras, ostreros, cormoranes imperial y roquero.

Horacio García, encargado del área Protegida Punta Tombo, señaló que hasta la reserva se acercan todo tipo de visitantes. Sin embargo, se pueden dividir en dos clases según la época del año. “Al principio de la temporada, de septiembre a diciembre, vienen muchos extranjeros –señala-, y desde enero a fin de la temporada se incrementa el turismo nacional”.

Punta Tombo recibe durante la temporada una afluencia que varía entre 600 a 1200 personas por día. Según cifras del año pasado fueron 120.000 turistas los que llegaron hasta Tombo para observar a los pingüinos y la demás flora y fauna nativa. Los pingüinos se quedan hasta mediados de abril y hasta esa fecha queda abierta al público. Pasada esta fecha, los cinco guardafaunas que viven en ese lugar la mantienen.

Con los cambios climáticos hemos comprobado que pasan cosas distintas a lo que pasaba en años anteriores. Por ejemplo, están llegando un poco más tarde a la zona –dijo García-. Antes los primeros días de septiembre había pingüinos. En esta época están apareciendo recién a mediados de septiembre”.

Las etapas de la temporada

perfil pinguinoUna de las características particulares de Punta Tombo –según indicó Horacio- es que allí se pueden observar las distintas etapas de los pingüinos a medida que avanza la temporada. “En septiembre están llegando a la zona los machos que limpian los nidos. A fines de ese mes empieza el arribo de las hembras. En octubre comienzan a armarse las parejas para lo que va a ser la reproducción y postura de huevos. En noviembre, ya se hizo la postura y comienzan los primeros nacimientos. En diciembre, enero y febrero los pichones están crecidos” afirmó.

Cuando el turista se acerca hasta el lugar, lo primero que hacen es recorrer el Centro de Interpretación. Allí, con cinco salas, van observando diferente información que explica sobre las características del pingüino de Magallanes, la fauna local, y las particulares de la zona.

Una vez que concluye el paseo por el Centro de Interpretación, deja sus vehículos allí y es trasladado por las combis del área hasta el ingreso al paseo. Un guía los recibe, les da la bienvenida y les explica qué se puede y qué no en el lugar. El recorrido se hace de forma autónoma y el área cuenta con cartelería que explica lo que se puede ver. En la temporada, los auxiliares que contratan ayudan a mejorar la experiencia de los turistas y controlan que no se moleste a las aves.

Mejoras continuas

guia pinguinosEl encargado del área protegida destaca la creación del Centro de Interpretación, que está desde hace tres años, como una de las obras que mejoró la experiencia de los turistas. “Todo los años algo ayuda a que más gente se acerque –destacó-. Este año, en diciembre, inauguramos un sendero elevado a las rocas coloradas, que es una de las mejores partes para las visitas, y estaba cerrada desde hace tres años porque los pingüinos habían invadido los pasos que teníamos”.

Un proyecto a futuro es hacer senderos elevados desde la entrada al final, evitando que haya contacto de los visitantes con la fauna, separándolos por un metro o metro y medio de altura.

También los mejoramientos en el camino de acceso han propiciado a que los visitantes lleguen de mejor manera. Por ruta nacional Nº 3, de Trelew a Punta Tombo son 120 kilómetros. De los cuales 100 son de asfalto y los últimos 20 de ripio. “Un ripio bien mantenido, porque el equipo de Vialidad, que vive con nosotros, están continuamente repasando el camino” aseguró. Una de las recomendaciones que siempre hace el encargado del área protegida es que el visitante tenga en cuenta uso del combustible. Son muchos los casos de visitantes a quienes no les alcanza para volver a la ciudad por un error de cálculo.

El lugar cuenta con dos lugares para comer, baños amplios y una tienda de regalos. El circuito está adaptado para que personas en silla de ruedas puedan realizarlo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s