Remar: una organización solidaria que trata problemas de adicciones


La organización se dedica hace más de 20 años a tratar a jóvenes con problemas de adicciones. Tiene sedes en distintas localidades del país. Los residentes andan por la calle repartiendo información.

Elías Medina, uno de los residentes de la organización, junto a un grupo de mujeres del hogar de Pico Truncado, conforman uno de los dos grupos que se encuentra en la ciudad brindando información sobre la fundación. El equipo recorre los barrios de la ciudad, visitando hogares y comercios, explicando de qué se trata la organización, a quiénes está destinada y ofreciendo algunos productos que ayudan a solventar los gastos del tratamiento.

“Nuestra tarea es puerta a puerta -asegura Elías-. Le explicamos a la gente la forma en la que nos puede contactar y pedir ayuda”. Al mismo tiempo, comenta que “cada puerta es un mundo, porque está el vecino que te recibe bien, te ofrece asiento y te da un vaso de jugo. Y está el otro, el que te manda a laburar, el que te cierra la puerta en la cara o llama a la policía”.

La organización

Los chicos de Remar reparten por la calle unos folletos informativos sobre la asociación sin fines de lucro. A la vez ofrecen algunos productos que no tienen valor, sino que se reciben donaciones a voluntad por ellos. La organización tiene “lugares de contención y rehabilitación” y materiales con información “para que nos ayude a llegar a personas con problemas con las drogas y el alcohol”.

Remar es una fundación cristiana que genera sus propios recursos para solventar todos los tratamientos. El dinero proviene de la venta ambulante, pero también de lo que producen en los talleres de carpintería. Los internos visitan comercios y casas de familias para tratar de llegar a la gente y transmitir de lo que se ocupa la organización.

En la ciudad son dos grupos los que andan por la calle y tienen credenciales identificatorias o remeras de la organización.

Los proyectos

Elena Anahí Huaitiao es una de las internas del hogar de mujeres en Pico Truncado, y con un grupo de chicas se encuentra ayudando a los residentes de Comodoro. La organización tiene varias sedes en la región.

Las mujeres internadas en la casa tienen un grupo de niños, que son hijos de las internas, a los que todas cuidan. “Todas ayudamos, los llevamos a las escuela y los cuidamos” afirma Elena.

Actualmente “estamos por abrir un lavadero en Caleta Olivia” y “tenemos el proyecto de abrir los canales de radio y televisión en Comodoro, y una oficina donde la gente pueda acercarse”, comentó.

“Nosotros no tenemos ayuda del gobierno, todo lo que tenemos lo generamos” cuenta. En Truncado tienen lavadero de autos y carpintería en la que fabrican, y son las mismas chicas las que se encargan de vender.

La ayuda que ofrece Remar es gratuita. Cuentan con una residencia de varones en el Cordón Forestal, y constantemente está recibiendo consultas sobre cómo internarse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s