Daniel Alonso sobre el PPT y el reclamo de algunos periodistas


Daniel Alonso. Foto: El Comodorense

El responsable de prensa del Concejo Deliberante de Comodoro Rivadavia, tanto en la gestión anterior como en la actual publicó la siguiente nota en Patagónico, uno de los medios del grupo Índalo en Comodoro.

Fue una imagen patética. Medio centenar de notorios periodistas o comunicadores sociales –algunos de ellos con cerca de medio siglo de trayectoria–  quejándose, uno a uno, de la inexistencia de conferencias de prensa de la Presidenta de la Nación o de las principales figuras de gobierno, suponemos que incluidos los gobernadores, o hasta el titular del distrito capitalino asimilado como provincia.
El grueso de ellos, ricos y famosos; como sin descaro promueve la televisión argentina donde uno puede enfermarse mentalmente viendo día a día, hora a hora, minuto a minuto, como alterna raudamente la Biblia junto al calefón…

METODOS
Los hombres y mujeres de la televisión-empresa, siguiendo un estudiado libreto, hacían las preguntas más agudas, suspicaces, audaces que quisieran hacer cara a cara con los responsables del gobierno. Una pretensión inobjetable, por supuesto. Como la mayoría de ellos podrían haberlo reclamado en los últimos años de la dictadura, porque ya ejercían, o ante Alfonsín, Menem, De la Rúa, Duhalde, en su momento.
Como deberían esperarlo los colegas del norte con Obama, Rajoy, Merkel, o el mismísimo rey de España o su colega el príncipe de Gales.
Ellos saben que es un procedimiento al que quienes detentan el poder no se prestan. Como no se prestarían ellos mismos si detentaran el poder…
Por ello las máximas figuras que detentan la responsabilidad de todos, se preservan del desgaste que representaría presentarse sin ropaje a misa de once. (Solamente a Boca puede ocurrírsele ir a ganar la clasificación para la Libertadores al Monumental, sólo con hinchada local).

PERIODISMO
Vale la pena aclarar que, al confesar esto, uno no está de acuerdo con que sea así.  Es reconocer claramente el rol de los unos y los otros. El compromiso y riesgo de los unos y los otros. Las responsabilidades a cargo de los unos y los otros.
En el periodismo, por norma, omitimos señalar que en muchos sentidos nuestro rol es bastante fácil; nada es más fácil que contarle las costillas a medio mundo. Nada es más rudimentario que ver y narrar los problemas, que aconsejar doctoralmente las soluciones, sin correr el menor riesgo de afrontar las consecuencias de un desacierto.
Por ello sabemos que es absolutamente razonable que las autoridades se reserven en la exposición pública, aceptando sus apariciones sólo para brindar confianza y certidumbre ante el universo de sus representados.
Queda, claro, la crítica. También quienes gobiernan saben bien que –de un modo u otro- tienen que emitir sus señales, lo más directas posibles, para restañar los daños que las realidades inconvenientes que van saliendo a la luz pública producen cotidianamente a su gestión.
Y crítica no es lo que falta. Precisamente todos esos comunicadores que prestaron su rostro para dejar en evidencia eso que todos sabemos, y que pasa acá y en Gales, son los verdaderos adalides de la oposición de este momento histórico. No porque lo deseen, seguramente. Pero que los máximos referentes del reallity periodístico televisivo sean los únicos que puedan desestabilizar ante la opinión pública la credibilidad gubernamental, habla muy poco a favor de la consistencia de nuestra democracia.

MONOLOGOS
Por supuesto que sería ideal lograr esas irrealizables conferencias de prensa, que no se dan en ningún lugar del mundo. Fíjese: no las hizo nunca  Fidel, que ni siquiera tiene medios de difusión ajenos al gobierno.
Pero es útil saber que la gente común, desde la más instruida hasta la más sencilla, no es tan rudimentaria como algunos del gobierno y esa galería de periodistas televisivamente famosos creen. La gente en general no merece ser subestimada de esa manera.
La sociedad se ha dado cuenta hace rato que asiste a dos claros monólogos. El de quienes a través de las empresas comunicacionales no hacen otra cosa que tratar de rescatar un modelo de país que colapsó con el cambio de siglo. Y, por el otro lado, este otro que pudo prescindir durante diez años de ministros de Economía notables y programados en Harvard.
Por insistentes esfuerzos que haga el gobierno con sus medios comunicacionales aún en desventaja, o hallazgos creativos como el de los reallity-periodistas que aborde la oposición de los mercados, será –como desde el principio de los tiempos— el hombre de a pie el que definirá, a su tiempo y armoniosamente, a quién le cree o le brinda su momentánea confianza. Fuente: Patagónico.

Anuncios

Un comentario en “Daniel Alonso sobre el PPT y el reclamo de algunos periodistas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s