La intolerancia en las redes sociales


Es sabido que las redes sociales forman una parte importante de nuestra vida actual. La gran mayoría de nosotros tiene por lo menos un perfil en una de ellas. Entre los sistemas más populares se encuentran facebook, twitter, youtube, badoo, etc.

Una de las características de estas redes sociales son los círculos de “amigos” (o contactos) con quienes se comparten piezas de nuestra vida privada. Las redes tienen a exaltar lo expositivo, incentivando la participación y el contacto virtual.

A su vez también sirven para generar, o mejor dicho exponer, una serie de cuestiones que no son aceptadas por la sociedad pero que parecían, en el mundo real, estar encaminadas.

Llamó poderosamente mi atención el caso de un joven la provincia de Buenos Aires quien publicó en su perfil una foto de él besándose con otro joven. En la imagen una leyenda que decía lo siguiente:

Me canse de mostrar algo qe no soi, me resbala lo qe digan de mi, qiero ser feliz y esta es la vida qe eleji…POr suerte tengo amigos qe me rr bancan en esto y eso es lo qe llena de fuerzas para seguir adelanteee!!!…

La imagen llegó a mí porque algunos de mis contacto hicieron click en “Me gusta” y según las nuevas normas de Facebook, se comparte. Lo que me sorprendió es que al momento de redactar esto la foto había sido marcada con 31.714 likes, compartida 1.121 veces y comentada unas 1.571 oportunidades.

El gran número de intervenciones de extraños llamó mi atención. Algunos de los comentarios, piezas más jugosas de las interacción eran estos:

ImagenImagen

En los distintos mensajes se suceden una serie de secuencias que van desde las felicitaciones por su valentía, pedido de que haga caso omiso a los comentarios desagradables, explicaciones sobre el amor homosexual y la reivindicación de sus derechos y criticas hacia la imagen. Estos comentario se suceden casi en una secuencia ordenada con precisión.

ImagenImagen

El acto de valentía, que se propagó por sus amigos y luego por los amigos de los amigos seguramente le ha traído consecuencias. El adolescente ha bloqueado su muro, actualizó en los últimos días estados en los que reafirmaba su posición y ha ocultado información personal. Seguramente cómo medidas de seguridad. (En lo que va de este post la foto ya tiene 32.274 likes).

Imagen

Si bien algunos comentarios caen por su propio peso, y ni siquiera vale la pena recordarlos, la inquietud que traigo aquí es qué hacer cuando algo que hacemos trasciende nuestro circulo, o por lo menos al grupo de gente que queremos que les llegue. Porque es muy probable que este muchacho no haya querido convertirse en un ícono de los adolescentes homosexuales, tieniéndose que bancar todo lo que ello trae aparejado, pero Facebook lo convirtió en alguien popular contra su voluntad. Lo dejó expuesto ante desconocidos que comentan su imagen, insultan y le dan ánimos.

Imagen

¿Qué pasaría si algo le sucediera a este chico? Tanto en Colombia como en Chile surgieron esta semana noticas sobre crímenes de odio contra jóvenes homosexuales. Es grave la situación hoy por hoy de Daniel Zamudio atacado por una banda de jóvenes y cuyo motivo habría sido simplemente la condición sexual de la víctima.

Imagen

Internet posibilita que todo el mundo pueda estar conectado, que podamos conocer más allá de nuestros rangos de acción. También que podamos contactarnos y opinar, ayuda al acceso de información y si no tenemos cuidado puede también dejarnos expuestos. (Al terminar de escribir esto la foto tenía 32.466 me gusta)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s