Reflexiones sobre la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, y la situación mediática de Comodoro Rivadavia y Chubut


El presente informe fue realizado para rendir el examen final de Derecho a la Información. Seguramente quedan muchísimas cosas por agregar pero es un comienzo. 

Juan Manuel Oyarzún
jmaoy@hotmail.com

1. Introducción

El siguiente artículo centra su atención enla Leyde Servicios de Comunicación Audiovisual (Nº 26.522), sancionada el 10 de octubre de 2009, en comparación con la anterior (Ley de Radiodifusión Nº 22.285); y además realiza un análisis de la situación comunicativa en la ciudad de Comodoro Rivadavia en base a la presente normativa vigente. A su vez hace un breve análisis de la situación mediática en la ciudad de Comodoro Rivadavia, como una localidad del interior con un desarrollo progresivo en los últimos años; y la adecuación a la nueva legislatura.

La génesis del proyecto de la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual tiene dos planos interesantes para analizar. Por un lado la cuestión técnica de la ley y por el otro, el contextual.

La presidenta Cristina Fernández presentó en el Teatro Argentino deLa Plata, en marzo de 2009, el anteproyecto de ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (SCA), que por ese entonces pretendía reglamentar y reordenar la distribución y el negocio de los medios de comunicación en argentina. El proyecto proponía cambios sustanciales en cuanto a la participación de nuevos actores, la limitación de los conglomerados mediáticos, una nueva forma y tiempo de caducidad para las licencias y un sistema de televisión al estilo europeo.

Era necesaria una actualización dela Leyde Radiodifusión, que fue sancionada en 1980, bajo el gobierno militar, debido a que el origen de esta normativa no se condice con los servicios radiofónicos que se prestan en la actualidad. Tanto desde lo técnico, como desde la concepción ideológica desde la que se plantea el espacio radiofónico. No obstante, desde que se recuperó la democracia se presentaron en el Congreso 32 proyectos de ley, pero ninguno logró ser aprobado. La ley vieja, Nº 22.285 sufrió varias modificaciones en los distintos gobiernos democráticos. La mayoría de los cambios hechos, por lo menos en los gobiernos menemistas, permitieron la concentración de los medios en los grandes grupos económicos.

2. Situación contextual

El anuncio de la creación de una nueva reglamentación mediática se hizo posterior al Conflicto del Campo, en el cual el gobierno y el Grupo Clarín se mantuvieron enfrentados. Hasta ese momento los Kirchner y el multimedio habían mantenido una estrecha relación, que se reflejaba en los anuncios que realizaba el por entonces presidente, Néstor Kirchner, como primicias en Clarín y la prórroga por diez años en las licencias, en 2005.

A los seis meses de gestión del Gobierno de su esposa, Cristina Fernández de Kirchner, el conflicto por las retenciones puso en discusión las importaciones, la coparticipación de los impuestos con las provincias; y de extraña manera, la credibilidad de las informaciones de Clarín, que tiene muchos negocios con el sector del campo. El kirchnerismo salió a defender el modelo y acusó al grupo de tergiversar la información,  luego anunció la reforma dela Ley22.285 de Radiodifusión.

Después de 29 años, una nueva legislación mediática era una deuda con la democracia. La ley Nº 22.285, sancionada durante la dictadura llevaba las firmas de Jorge Videla, como “presidente”, el ex ministro de Economía José Martínez de Hoz y el ex ministro del Interior Albano Harguindeguy. Responde a los avances tecnológicos de los últimos 30 años y democratiza el acceso a la información definido como “derecho universal” en concordancia con el artículo 13 dela Convención Americanasobre Derechos Humanos.

Inmediatamente presentado el proyecto se desató un debate sobre la realidad mediática argentina. Discusión que hasta el momento no se había realizado en profundidad. Las corporaciones mediáticas más importantes se manifestaron en contra y mostraron al nuevo proyecto como un intento del gobierno por coartar la libertad de prensa. A partir desde la presentación del proyecto, el gobierno está intentando frenar al avance del Grupo de distintas maneras. Por ejemplo, revocando los derechos de transmisión del fútbol y trabando la fusión entre Cablevisión y Multicanal[1], aprobada porla CNC bajo la presidencia del mismo Néstor Kirchner.

El proyecto tenía varios artículos que desandaban el camino que había llevado a la conformación de multimedios y afectaba a las inversiones. El Artículo Nº 161 fue uno de los más mencionados, este establece que aquellos que superen el tope de licencias permitidas deberán desprenderse en el plazo de un año de todos los demás medios hasta adecuarse a la norma. Actualmente el Grupo Clarín excede el número “permitido, tiene más de 250 licencias, planteó la inconstitucionalidad del artículo a través de los Jueces ‘amigos’, lo que finalmente derivó en un fallo de la Sala Ide la Cámara Civily Comercial Federal, que en mayo pasado fijó en 36 meses el plazo de vigencia de la medida cautelar”[2].

3. Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual en relación a la Ley de Radiodifusión[3]

Lo intentaremos hacer en este apartado es una comparación entre ambas leyes, teniendo en cuenta algunos de los puntos de mayor diferencia en las normativas. Es importante resaltar que la nueva Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual propone una mirada más abarcativa e integradora que la antigua, llamada simplemente de Radiodifusión. En este sentido, la Nº 26.522 integra, en el concepto de “comunicación audiovisual”, a todas las emisiones producidas o reproducidas en el territorio nacional, independientemente de la tecnología que se utilice. Entre sus objetivos se destacan la promoción, la desconcentración y el fomento de la competencia. A su vez, define el espectro radiofónico como un “bien público” y a la “comunicación audiovisual” como una actividad social de interés público, y asegura que es el Estado el que debe salvaguardar el derecho a la información[4].

También incluye y reconoce a las nuevas Tecnologías dela Comunicaciónyla Información, se plantea como objetivo garantizar el derecho humano inalienable de los ciudadanos a expresarse, recibir, difundir e investigar informaciones, ideas y opiniones. Y como novedad, incluye como prestadores de servicios al Estado, a organizaciones privadas con fines de lucro y a organizaciones privadas sin fines de lucro. A las que les brinda las mismas capacidades de intervención.

En cambio, el objetivo del viejo edicto se centraba en los servicios abiertos como la radio yla TVy los sistemas complementarios como antenas. No tenía una visión pluralista de la utilización del espectro radiofónico, al que dejaba prácticamente en manos del sector privado, y el concepto de libertad de expresión estaba limitado por la necesidad de Seguridad Nacional, es decir se admitían las restricciones basadas en este motivo.

Una de las cuestiones sobresalientes del espíritu dela Nº 26.522 es su carácter pluralista. En función de ello se estipula abiertamente que se impedirá la conformación de monopolios y oligopolios. Cosa que la anterior permitió, y hasta incentivó, por ejemplo con la amplitud en números de licencias que se podían obtener. En el mismo sentido, la vieja ley de medios le daba al estado una participación subsidiaria, en la que brindaba el servicio en zonas geográficas donde no era rentable para los privados. En cambio, ahora los medios públicos son considerados como uno de los actores principales. Se permitirá que las Universidades tengan emisoras sin restricciones ni obligación de ser sociedades comerciales.

Se creala Comisión Bicameralde Seguimiento y Promoción de los Servicios de Comunicación Audiovisual, que permitirá el control del Congreso dela Nación.Previstopara evaluar el funcionamiento dela Autoridadde Aplicación, de los medios públicos y el desempeño del Defensor del Público. La legislación anterior no preveía ninguna participación del Congreso.

Uno de los puntos conflictivos fue la autoridad de aplicación. Según la Ley22.285, el organismo que regula la radio y la TVestá integrado por militares, servicios de inteligencia y empresarios. En cambio, para la nueva reglamentación el organismo que regulará los Servicios de Comunicación Audiovisual será dirigido por un órgano colegiado integrado por representantes de la legislatura nacional, de la segunda y tercera minoría y representantes del Poder Ejecutivo Nacional. Además, se establece un Consejo Multisectorial y Participativo integrado por representantes de las Universidades, de las Asociaciones sin fines de lucro, de los trabajadores del sector, etc.

Se creó una autoridad regulatoria para revisar cada dos años las condiciones en que se entregan las licencias. Este punto fue criticado por la oposición y los propios medios, al considerar que para la renovación de licencias, los gobiernos de turno podrían ejercer un control editorial sobre los contenidos de los medios. Esto debido a que los miembros de la autoridad de aplicación son elegidos por el Poder Ejecutivo.

Respecto a las licencias, la nueva disposición permitirá el acceso a las entidades sin fines de lucro. Se reservó para ellas un 33% del espectro radioeléctrico, con carácter inderogable, para  personas jurídicas sin fines de lucro tales como, asociaciones, fundaciones, mutuales, etc[5]. Todo un avance si te tiene en cuenta que la antigua normativa, con algunas modificaciones producidas durante los ’90, consolidó un sistema mediático y de radiodifusión que sólo se podía ejercer como actividad con fines de lucro. Recién en el año 2005 el Congreso Nacional permitió a las personas jurídicas sin fines de lucro ser titulares de licencias de radiodifusión, pero con algunas restricciones.

En cuanto a la multiplicidad de las licencias, se deben considerar por un lado las de servicios abiertos (como radio y TV), que la nueva ley pone un máximo de 10, mientras que la anterior permitía hasta 24. La multiplicidad de las licencias en sistemas por suscripción, en la antigua ley permitía que los sistemas de TV paga no tuvieran limitaciones en número que poseía una misma persona. La única salvedad que hacía era que esa persona física o jurídica no fuera poseedora de otra licencia en la misma zona de cobertura. Lo que facilitaba la conformación de monopolios. Con la nueva legislación las licencias de TV paga están limitadas en número y cuota de mercado.

Los plazos de vigencia son de 10 años, y contemplan una prórroga por otros 10 años más, con la realización de una audiencia pública. Anteriormente las licencias duraban 15. Para obtener una licencia se considera los “criterios de idoneidad y de arraigo en la actividad”. Se excluye a quienes hayan sido funcionarios jerárquicos de gobiernos de facto, atendiendo a la importancia de los medios en la construcción del Estado de Derecho y la vida democrática. Enla Ley22.285 se exigían requisitos la posesión de riqueza, y además permitía la utilización de sociedad por acciones, lo que escondía la verdadera titularidad de las licencias.

La Leytambién regula la adjudicación de licencias de señales. Impide, por ejemplo, que una empresa tenga licencia de cable y a la vez canales de aire. Es decir, limita el poder de los multimedios. Por ejemplo, el Grupo debería desprenderse de Canal 13 si quiere seguir operando Cablevisión y Multicanal, o sus varios canales del interior del país. También limita la cantidad de abonados que las empresas de cable pueden tener, que nunca debería superar el 35% del total. Se estima que Cablevisión y Multicanal tienen el 40% de los abonados a nivel nacional.

Entre las características más novedosas se destacan la transmisión de los partidos de fútbol más relevantes por TV abierta[6]. Cuestión que la anterior normativa permitió codificar, restringiendo la trasmisión al grueso de la población; la regularización de medios comunitarios, que han estado excluidos durante décadas. Las cooperativas no podían participar en el sistema de medios, hasta el 2005, cunado una modificación enla Ley 22.285 se lo permitió. Sin embargo, lo hacían en forma restringida. En la nueva ley se soluciona esto, y se implementan medidas para evitar el abuso de posición dominante que puedan ejercer otros medios de mayor tamaño. Y finalmente, a diferencia de la antigua ley, la de SCA contempla una cuota de pantalla de cine nacional.

Un punto importante por trabajar todavía es lo referente a la pauta gubernamental. La nueva reglamentación no regula el reparto de la publicidad oficial. El negocio de las pautas fue un instrumento que utilizó el gobierno kirchnerista desde el comienzo dando importantes sumas a medios afines, como Página/12 y negándosela a otros, opositores, como Diario Perfil.

4. La situación mediática en Comodoro Rivadavia y Chubut

Las realidades mediáticas varias según las ciudades. No es lo mismo producir en Buenos Aires que en Comodoro Rivadavia. Entre las primeros inconvenientes que originó la nueva ley estuvo el déficit publicitario, denunciado por empresarios del interior. La reducción del tiempo de los anuncios que paso a 12 minutos en TV abierta, y 8 aTV por cable, y la fiscalización de Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual de la publicidad no tradicional perjudicó el nivel de ingresos. A esto se refiere Nahuel Gonzalo Abregú, periodista y productor de TV de Neuquén: “la nueva LDMCA exige la máxima calidad de servicios (productos) televisivos cumpliendo parámetros europeos, y no nos dice como pagaremos esos servicios. En una sociedad capitalista el trabajo es rentado, y para poder pagarle a los trabajadores necesitamos dinero, ¿donde está ese dinero?, en la publicidad, ¿y si desaparece el dinero de la publicidad? Tenemos que cerrar las productoras”[7]

En Comodoro existen todo tipo de medios, diarios, canales de TV, radios, revistas, portales digitales, entre otros. Cuatro son los más influyentes: Diario Crónica, Diario El Patagónico, Canal 9 y Radio Del Mar.

En medio de la campaña por las elecciones, a gobernador e intendentes, una denuncia pública, realizada a través de un comunicado, de los representantes máximos de Protel Patagonia SRL, por un presunto cierre del canal con intenciones políticas se difundió rápidamente en la ciudad. Los representantes de la productora aseguraban que por su cercanía con el gobierno provincial, los candidatos opositores (del Frente Para la Victoria), habrían intervenido frente a las autoridades del Confer para revocarle la licencia.  Según los empresarios estaba autorizada a transmitir hasta el 21 de septiembre de 2014[8].

El Coordinador General dela Autoridad Federalde Servicios de Comunicación Audiovisual, Luis Lázaro, estuvo en Comodoro para aclarar este tema y aseguró, en conferencia de prensa, que la información vertida era errónea, puesto que no se pretendía hacer desaparecer la señal. Sino quitarle la licencia a la actual empresa encargada de explotarla, y que lejos de deberse a cuestiones políticas, se debía a un incumplimiento de la firma.

El funcionario nacional también se manifestó preocupado “ante la escasa oferta de medios televisivos a nivel local. De hecho, recordó que Canal 9 es el único medio transmitiendo actualmente, dado que hoy no se emite en Comodoro la señal del canal estatal provincial, en tanto tampoco funciona la repetidora del Canal Público (el ex Canal 7) que depende de Nación[9].

La financiación y producción de contenidos interior del país está muy relacionada con los gobiernos provinciales y municipales. El estado sigue siendo uno de los principales generadores de noticias y principal cliente publicitario para muchos medios regionales. Al respecto, según lo informó la Subsecretaríade Información Pública en el primer trimestre de 2010 la el estado provincial invirtió un millón de pesos sólo en los cuatro canales que tiene Chubut. Más de la mitad (el 60%) fue para Antaxus[10]. En menor medida, con un 30% (cerca de unos 250.000 pesos) fueron para Canal 9 de Comodoro Rivadavia; y el resto a Madryn TV ($80.000) y Canal 4 de Esquel ($63.000)[11]. En cambio, la publicidad vertida a medios nacionales superó el millón de pesos, en el mismo periodo, y se distribuyó en 16 medios[12]. Los gastos fueron justificados como campañas de turismo de la provincia.

Un dato interesante que aporta Infochubut al respecto es que las sumas publicadas no incluyen a otros organismos del estado provincial como Instituto de Asistencia Social, el Instituto Provincial dela Vivienda,la Administraciónde Vialidad Provincial y el Banco del Chubut, por ejemplo.

Esta situación fue denunciada por el bloque del ARI. El incumplimiento del gobierno provincial se manifestó en el reparto irregular de la pauta publicitaria, que benefició a grupos mediáticos afines, y en la no publicación de los gastos oficiales durante largos periodos. Por este motivo algunos funcionarios debieron dar explicaciones a la legislatura provincial.

Los sindicatos de prensa de la provincial se manifestaron en contra del Grupo Jornada por incumplir con el convenio colectivo de trabajo y por ofrecer sueldos muy por debajo de la escala salarial. Los gremios solicitaron al gobierno que le retirara la pauta oficial hasta que la empresa se ponga a término.

Otra denuncia relacionada con el manejo de los medios por parte del gobierno provincial la realizaron miembros de la oposición, como Daniel Arripe, el vocero del Frente Parala Victoria, quien aseguró que se les habría negado el acceso a Canal 7 de Rawson.

5. Conclusiones

La nueva ley de servicios de comunicación audiovisual permite la participación de los ciudadanos y resulta más democrática, respecto a la viaja ley que simplemente los consideraba consumidores-espectadores. Los medios tienen una importante influencia en el ejercicio de la democracia y la política y que el estado intervenga en el sistema mediático es un requerimiento necesario.

Lo que está claro es que la ley vino a poner en discusión un negocio que era mantenido en silencio por los empresarios del campo informativo y la intromisión en él implicaba atentar contra la libertad de prensa. Redefinir el rol de los medios, los contenidos y la intervención del estado -a través de la regulación y la sanción- son sólo algunos de los aspectos de un debate más amplio que se ha comenzado a dar.

Las nuevas consideraciones representan un avancen en el que queda seguir trabajando, en especial para evitar estar supeditado al control estatal, tanto en el financiamiento como en la obtención de licencias.

Sin duda el control e impedimento en la conformación de monopolios es una medida a resaltar; a la vez que garantizar la pluralidad de actores. Desandar pasos como los de la concesión del fútbol, con un importante valor cultural para la sociedad argentina, es un ejemplo.

Aunque también es importante reconocer, como asegura Diego Rossi[13], la debilidad del legislativo para tratar proyectos referentes a la comunicación son síntomas de un modelo político hiperpresidensialista, que el gobierno no debería reproducir.

Respecto a los medios del interior y el financiamiento de las producciones todavía hay muchas consideraciones por hacer. Por ejemplo cómo conseguir financiamiento sin perder independencia, cómo competir con multimedios de las ciudades más importantes del país y cómo lograr que las producciones locales o regionales sean visibles a todo el país.


[1] El cable representa casi el 50 por ciento de la facturación del Grupo (de $5700 millones en 2008 contra los $12.000 millones de Telefónica) y es clave para el futuro negocio del Triple Play.

[2] Comisión “Nicolás Casullo” de medios audiovisuales en carta abierta. Disponible en http://mediosencartaabierta.blogspot.com/2011/06/ley-de-servicios-de-comunicacion.html

[3] En un interesante post del blog “Cosas para compartir” el autor hace una comparación entre ambas leyes, de la cual extraemos algunas referencias. http://decjuniors.blogspot.com/2011/06/la-nueva-ley-de-medios.html

[4] Artículo Nº 2, Ley 26.522.

[5] El Artículo Nº 45 dela Ley 22.285 establece que las licencias son otorgadas a las personas físicas o una sociedad comercial regularmente constituida en el país.

[6] Este tema resultó complejo de lograr porque los derechos del fútbol estaban en manos dela Tele Red Imagen S.A (TRISA), empresa formada por el Grupo Clarín y Torneos y Competencias, en partes iguales. Otra de las empresas del Grupo es Televisión Satelital Codificada (TSC), quien comercializa el fútbol codificado a través de TyC Max.

Trisa tenía un contrato conla AFAhasta 2014 y la ruptura o incumplimiento de ese contrato implicaría la desafiliación dela AFAenla FIFA. Enese caso, el equipo argentino no podría participar en los mundiales, por ejemplo.

[10] Esto en clara infracción antela Ley de SCA puesto que los propietarios son dos ex asesores del actual gobierno, Jorge Aidar Bestene (apoderado del PJ) y Walter García Moreno.

[12] CN5/Radio 10 $246.000; Mitre $108.000; Crónica TV $105.000; Continental $101.904; Canal 26 $94.380; Américas Noticias 7 en 1 y Mañaneras $75.021; Rev Veintitrés y Cielos $71.820; Ámbito Financiero $63662; Diario Perfil y rev. Mía Fortuna y Weekend $60.184; Revista Gente $39.978; DiarioLa Capital $34.195; Chiche Gelblung $29.040; Chubut Infinito Reporter 910 $24.990; RevistaLa Tecla $22.300; Revista Tendencia $14.520 y Revista Look y Parabrisas $5.808.

[13] Mastrino, Guillermo. “La Radiodifusión entre 1990-1995: Exacerbación del modelo privado-comercial”. Mucho Ruido, pocas leyes. Economía y política de comunicación en la Argentina (1920-2004). EditorialLa Crujía. 2005. Pág. 242

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s