La Universidad y los sobervios


Todos los que hemos pasado por los pasillos de alguna universidad nos  hemos sentido intimidados las primeras veces. Sea por la importancia de la estructura, por el prestigio de la institución, por la gente que la ocupa ó por lo que significan.

Pero la universidad produce un cambio en nosotros. Un cambio imperceptible, que sólo es detectados por aquellos que no van a la universidad. Pequeñas modificaciones de conducta, hábitos o expresiones que resultan “molestos” para quienes ya no disfrutan de nuestra compañía.

Y es que hasta dejamos de juntarte con antiguos amigos, argumentando que “no tenemos de qué hablar“.  Incluso nuestras discusiones cambian; y en ellas hacemos gala de los recursos que adquirimos.

¿Y todo esto con qué objetivo? Para finalmente convertirnos en profesionales que se encargaran de desarrollar sus conocimientos en campos distintos de la ciencia; y a diferenciarse de las “personas comunes”. ¿O acaso para qué pensaban que era?

Anuncios

Un comentario en “La Universidad y los sobervios

  1. lo más jodido es cuando nos concentramos tanto en analizar la realidad que olvidamos que es transformable “Y al fin y al cabo, actuar sobre la realidad y cambiarla, aunque sea un poquito, es la única manera de probar que la realidad es transformable” Eduardo Galeano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s