Poesía patagónica


Alfredo Ismael Lama escribió estos versos que a continuación leerás. Sin embargo, es muy interesante poder leer la reflexión que inspiró esta escritura. La obra se llama Estoy Aquí. Lo que dice Alfredo cierra una etapa interior y exterior. Conflictiva y dolorosa, para recordarte.
Cuando el cerebro te enciende una pequeña luz de alerta, diciéndote que estás inmerso dentro de un ritmo sideral del cual formás  parte, que te contiene, te aglutina y en definitiva, tu vehículo un día formará parte de ese todo cósmico, en ese instante comienza la búsqueda de las cosas que están más allá del alma.
Por ese simple motivo. Estoy Aquí con ustedes.

Estoy Aquí

Amo tu no presencia (Democracia)  porque da el argumento de dolor (democráticamente) en el amor, en la gente, y dice con resignación.

Pero el escritor, sigue creyendo,
Ellos, los dueños de este infierno organizado.
Marginaron la dicha, y son felices.
Donde en un lacónico mensaje, el escritor dice…
Luego vendría la tristemente célebre “Década del 70”
Segunda parte.
Me consumo…
Y en el vasto prolongarme.
El equilibrio de la creación me prolonga.
Mi ser pesa.
Y, en el espacio cósmico, en que moro.
Ansía mi cuerpo la tierra.
Roca de siglos pobres me forman.

Su luna dejó de ser romántica, pero él, sigue siendo Poeta.

En los bolsillos de un Astronauta bajaron la luna en terrones.
y el reparto de los astros.
el comienzo de la división cósmica,
fundadores de petróleos, (veo, por el hombre)
República del tiempo y la onda,
Y….
Desde  la playa.
El escritor continúa paseando su altivo anonimato por las playas del sur.
Está en Comodoro Rivadavia.
Está solo….. Hace muchas mariposas.
Condenado a morir en la tierra.
Y él…
¡Ocaso, oscuridad, la misma noche, Suda!
Mi tierra está desnuda…
Mi aire, tiene frío…
ciego pueblo de amor desesperado?
¿Donde se encuentra el polvo de tu forma,
¡Profundo dolor de lo sagrado!…
Mi  tragedia no tiene día de fiesta.
(y dice…)
En la vorágine del tiempo,
El escritor, se ha perdido. ¿Dónde está?
llegaré.
Por ser luz de la más pura
búscame.
en el rayo musical de alguna estrella,

Por ser surco sideral iluminado,

Cómo se lo puede buscar y encontrar en el cosmos.
Y lo que es más importante, (a su criterio.)
Luego, el escritor nos muestra  las márgenes entre la vida
a la desaparición terrena.
me consumo.
y en el vasto  prolongarme
me prolongo,
Por el largo camino donde el origen prima,
y la jira permanente de los vientos.
en la voz, limitada de las aguas,
Estoy en el giro permanente del planeta,
donde se lo puede encontrar, en esencia y dice.
la idea de un destino cósmico
Luego, aflora la permanencia,
por vivir de tu presencia.
Y sabré cómo se muere,
que te aleje.
mi  enemigo,
habrá un viento,
al oleaje,
Cuando algo te abandone,
y el escritor los sitúa en el mar, diciendo, (en un reproche natural).
Y en ese estar de pie, la vida le va quitando amores,
Estoy de pie.
Sí…
De los recién nacidos.
y el llanto
La guerra. Hambre,
Sobre la siembra.
sobre  la tarde hembra.
Integro,
Estoy de pie.
Alfredo Ismael Lama.
Comodoro Rivadavia.
Chubut patagonia Argentina.
Material enviado por Editoria Vela Al Viento Ediciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s