La inquieta hace “shh”


SHH!

Dicen que lo esencial es invisible a los ojos.
Dicen que el que mucho siente, poco habla.
También dicen que un silencio, una mirada, puede más que mil palabras. O que es mejor callar si lo que vamos a decir no es más lindo que el silencio.

Hay quienes callan por miedo; otros por el típico, “no aclares que oscurece”. Algunos callan por bronca, por impotencia, porque piensan para qué hablar si no voy a ser escuchado. También están los que callan por resignación, los que esperan en silencio.Algunos callan por comodidad. Otros por dinero. Hay quienes aman en secreto y nunca se atreverán a decirlo.Están los que callan por orgullo.Están esos que hacen silencio pero no se callan, gritan sin palabras, fulminan mirandote a los ojos, se niegan con violencia, con miradas penetrantes, claras, precisas. Los que hablan con sonrisas, divertidas, enamoradas, de aceptación.

Puede que estén aquellos que prefieren reprimirse, aquellos que solo eso conocen, y también esos que están obligados al silencio.
Sea como sea, todos tienen algo en común:
quieren decir algo. Continuar leyendo>>

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s