Reflexiones sobre las “críticas”


“¿Es malo criticar?” me llegué a preguntar. Y aunque me esforcé, no encontré la respuesta. Guardé silencio y asentí, dándole sentido a esa frase que había escuchado tantas veces: “el que calla otorga“. El sabor amargo me asqueó. Me quedé con cosas por decir, pero no sé donde quedaron.

Umberto Eco, en su texto La Guerrilla Semiológica, hace una propuesta interesantísima. Será que por ser un texto corto lo recuerdo, o quizás, coincidía con la visión que describía el autor. El llamado de Eco tenía que ver con mirar , y cuando digo mirar es en un sentido amplio, críticamente a los mensajes que los medios nos transmiten. Criticarlos. Lo que implicaba hacer un esfuerzo intelectual de interpretación.

Son varios las cosas que pueden ofender a un periodista, y lo digo como estudiante. “Corrupto”, “vendido”, “mediocre”, “mal informado” (un golpe bajo), “novato”, “amarillo”, y un etcétera largo. Pero ¿puede ser un insulto ser demasiado crítico? Nunca me puse a pensarlo. El gobierno de los presidentes K criticó al Grupo Clarín de ver Todo Negativo, aludiendo, “inteligentemente” ,a las siglas del canal de noticias del mismo grupo (TN).

Leí un manual sobre venta para estar preparado para mi primer trabajo. Si bien no era vendedor tenía que convencer a le gente que lo que decía era cierto. Allí decía algo como “evite comentarios negativos sobre la gente” y “siempre que quiera corregir alguna cosa, diga algo positivo primero, resaltándolo, y después sugiera lo quiera cambiar”. Era un manual muy yankie. Me sirvió. Y lo traigo a colación porque me quedó muy claro que: a la gente no le gusta que la critiquen.

“¿Cuál es la función de un periodista? Informar” se contestó a sí mismo. ¿Informar? Cada uno de nuestros texto es como una fotografía. ¿En una imagen podés decir que lo que aparece en ella es la realidad? No. Lo mismo pasa con las crónicas. Son interpretaciones, que como periodistas hacemos ,de la realidad. “Cuando tomamos una fotografía hacemos un recorte”, elegimos qué es lo que queremos que salga en la imagen y qué será lo descartado, y lo hacés teniendo en cuenta que hay una intención.

Entonces, la función de informar la realizamos a través de interpretaciones recortadas de la realidad. ¿Y por qué criticamos?

Recuerdo que en una clase de sociología, leíamos Tesis sobre Feuerbach , un texto de Marx, en el que le contestaba a Feuerbach las once tesis que se había molestado en escribir sobre los filósofos. Marx siempre fue muy crítico. Con todo. Y con todos. Pero en aquella ocasión me impresionó la última tesis de Marx. Feuerbach decía que la función de un filósofo era interpretar la realidad. Marx le contestó, la función de un filósofo no es sólo interpretar la realidad, sino intentar transformarla.

En silencio siempre me pregunté si podría ser la función de un periodista, como escribió Marx, transformar la realidad. ¿Por qué no? Me digo ahora. Y cómo transformar sino criticamos.

“¿Qué es una crítica?” Me reinicié. Se puede criticar tanto de forma positiva como negativa. Hay críticas constructivas.Aunque también destructivas. Igual, siempre me molestaron ambas, la destructiva y la constructiva, porque para mí terminaban siendo lo mismo. Me esforcé por aceptar las cosas que me sugería pero siempre sentí algo en mi interior. Una comezón en el orgullo.  Y si me molestaba a mi cuando me lo hacía, no me quiero imaginar cómo le molestaba a la gente que yo se lo hacía.

“¿Está mal criticar?” Era raro. La conversación había terminado varios días atrás y ya me estaba convenciendo. Bastó con que me hiciera pensar en lo que había hecho, en lo que estaba haciendo y lo que quería hacer. Estuvo a punto de convencerme. Pero, de pronto, me di cuenta de que cuando me criticó, me obligó a pensar en argumentos para defender lo que había dicho en un principio.  Bastó que me criticara para convencerme de que una crítica no hace mal.

basado en una historia real

Un comentario en “Reflexiones sobre las “críticas”

  1. Honestamente siempre es un gusto leer tus notas…
    Y esta me atrapó bastante… no me había puesto a pensar mucho en lo que es “criticar”…
    Es más, la palabra como primera impresión me remitió a las típicas criticas urbanas (“que lindo vestido”, “que feo tu corte de pelo”, “hay, pero que linda decoración la de tu casa”!!! jajajaja y demás…) que hacemos todos los seres humanos… Concientes de lo que estamos haciendo… [Para mi eso de hacer las cosas inconcientemente es cierto pero no del todo, porque todos tenemos una pizca de conciencia en nuestros actos… (Punta para próximo tema! jajaja)]

    En fin, retomo…
    Pero ahora que terminé de leer tu nota, me dejaste pensando… me quede pensando en que es verdad, nosotros con la formación de comunicadores sociales, estamos muy propensos a señalar… a criticar, constructiva o despectivamente, todo lo que vemos. Y a veces nos creemos con mas derechos que otros para hacerlo, porque nos preparan para…. Por trabajar en un medio (algún día)

    Sin embargo, creo al igual que vos, que es mucho mas jodido que te critiquen a criticar.. lo segundo sale espontáneamente.. a veces, hasta sin darnos cuenta!… Pero que nos critiquen ahí si que molesta… te toca el orgullo… Porque nos creemos casi perfectos!.. y muchas veces somos tan seguros que creemos que todos lo hacemos casi muy bien, por no decir perfecto!… Muchos lo tomamos como una ofensa, pero a veces una critica hace bien!! Aunque sea para que nos bajen a tierra!… jajajajaja

    Un beso grande Juan!… como siempre, un placer!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s