Visión de la Opinión Pública como el Simple Lugar Común de la Intersubjetividad Social, En Niklas Luhmann


Extraído de Opinión Pública y Comunicación Política, Capítulo V “Las Teorías Contemporáneas”. Pág. 209 a 215.

La concepción “institucionalisita” sirvió como referencia para Niklas Luhmann sobre le papel de la opinión pública, en relación entre gobernantes y gobernados. Luhmann fue, un sociólogo alemán, continuador y revitalizante del estructural funcionalismo de Talcott Parsons, y de una nueva visión de “funcionalismo sistémico”. La perspectiva Luhmanniana de opinión pública incluye rasgos de Habermas y Noelle-Neumann. Se dice que estos últimos tres, formaron el triángulo fundamental en las teorizaciones contemporáneas sobre opinión pública.

LA OPINIÓN PÚBLICA PARA LUHMANN

La visión de Luhmann es la más novedosa. El autor ha logrado la paradoja de convertir un fenómeno complejo, como es la opinión pública, en una cuestión simple, utilizando instrumentos intelectuales también complejos, diseñados por él mismo. La opinión pública es para Luhmann algo básico e inmenso como “la estructura temática de la comunicación social”.

“No significa ya la generalización del contenido de las opiniones individuales, mediante formulas generales, aceptables para cualquiera que tenga uso de razón”. Para Luhmann la opinión pública deja de ser el resultado de la libre discusión racional de los temas de interés pública. Muy al contrario: la opinión pública es tan sólo esa coincidencia social efímera que considera algún asunto más relevante que el resto. Se refiere a la circulación de la coincidencia de atención general y no, a ningún tema ni característica sociopolítica del tema. No es más que el resultado del proceso de definición de temas relevantes, o “tematización”.

Saperas dice: la opinión pública según Luhmann puede ser interpretada como una estructura común de sentido que permite alcanzar una acción intersubjetiva de individuos, evitando las consecuencias que para el sistema social podría implicar una dispersión de experiencias biográficas.

El concepto matriz de Luhmann es su propia visión del sistema social. Lo caracteriza en las sociedades modernas. Por una complejidad creciente inherente a la demanda de superesecialización de funciones.

Sólo la superespecialización o superdivisión de los contenidos sociales puede mantener en pie nuestra sociedad. Pero a la vez ninguna persona o institución es capaz de retener y gobernar tal subespecialización. Ello implica el riesgo de que a fuerza de especializarse, y no comprender más que la propia tarea, acabe por desarraigarse afectiva y mentalmente de toda la magnitud sistémica.

Surge así la necesidad de simplificar la complejidad. Justamente esa es la función reproductora que cumple ese mecanismo psicosocial y de repercusiones políticosistemicas que llamamos “opinión pública”.

HERRAMIENTAS PROPUESTAS POR LUHMANN:

  • Ÿ Estructura común de sentido: quiere decir que cualquier miembro de una misma sociedad entenderá de que se está hablando.
  • ŸAcción intersubjetiva: es la acción social propiamente dicha. La que procede de una interacción colectiva y plasma una cooperación colectiva también.
  • ŸLas consecuencias nocivas para el sistema social de la dispersión biográfica: se refiere a la desintegración del propio sistema social. Sucedería si no hubiese acción intersubjetiva. Para obtenerlas es preciso disponer de estructuras comunes de sentido.

¡Qué importa que la opinión pública no sea resultado de un consenso ni pueda detectarse su magnitud, contenido y diversidad! Basta con que haya un mecanismo de convergencia total, que permita a todos sentirse parte de un mismo sistema, y reconocerse todos involucrados. Para la funcionalidad del sistema basta que haya un lugar común de la intersubjetividad social. Por muy imperfecto que pueda parecernos sólo él permite algún tipo de soluciones intersubjetivas.

“El sistema social no puede contender con demasiados asuntos o preocupaciones simultáneamente. Por breves periodos la atención general convergerá sobre un tema y dentro de ese corto espacio de tiempo el sistema tendrá que encontrar una solución”.

Esa mera “erupción radical de la sociedad” vuelve a asumir la función de mecanismo-guía del sistema político democrático, pero no ya como el proceso de obtención del consenso racional que legitima la acción de gobierno, sino como límites temáticos o problemáticos en los que habrá de concentrarse la acción del gobierno.

Luhmann y Lippmann reflexionan sobre el modo de producirse el consenso social, y mientras para Lippmann la clave de unificación está en los estereotipos, para Luhmann reside en las expresiones hechas o lugares comunes. Ambos autores coinciden que son los medios de comunicación social los que normalmente crean y sostienen la atención, mediante un proceso de selección de temas, lo que remite al efecto de agenda setting. Los medios serían responsables para Luhmann de la finalización de un estado de opinión pública: “cuando todo se ha dicho ya en torno a un tema, tal cuestión se convierte en obsoleta, es sólo un sombrero viejo”.

La opinión pública sería como un haz de luz caprichosa y aleatoriamente desplazado por el espacio de una sala. Sería en cada momento una imagen recortada sobre la que eventualmente converge toda la atención lumínica. Como proceso sería la suma de esos momentos lumínicos. Consistiría por tanto en la sucesión de alta intensidad lumínica que pasajeramente despierta la atención de actores y auditorio del espacio social.

LA CARACTERÍSTICAS DE LA OPINIÓN PÚBLICA

Según Luhmann el sistema político y el sistema social se convierten transitoria y parcialmente en opinión pública. Esa transformación no estaría gobernada por las reglas de la toma de decisiones sino por las reglas de la atención (curiosidad). Son las reglas de la atención, y no las de la decisión, las que gobiernan qué llegará a ser punto de discusión y qué no.

Para Luhmann existe un orden de acontecimientos muy fijo para ese breve lapso en que un asunto es materia de opinión pública:

1. Un tema presionante irrumpe ante la atención general.
2. Una posiciones pro y contra se delimitan al respecto.
3. Cuando en lugar de asistirse a una decantación de posiciones pro/contra sólo emerge una versión unilateral, es una opinión pública de “moralidad pública”.

Luhmann ha vuelto a retomar el concepto de opinión pública en 1989. El concepto se refiere al sistema social de la sociedad, “no tiene que ver, por tanto con lo que las personas reales, muchas o pocas, piensan realmente en un momento determinado”.

La opinión pública puede interpretarse como un medio en el que se reproducen y se vuelven a descomponer una serie de formas. Como en el idioma (medio) se genera por la continua formulación de frases (formas) que poco después se olvidan. El medio opinión pública se regenera por acoplamientos y desacoplamientos continuaos de las formas que dentro de ese medio son posibles.

La opinión es medio y forma al mismo tiempo: es el medio en el que se fundamente la comunicación pública y que se mantiene funcionalmente real a través de dicha comunicación, y tiene al mismo tiempo unas formas siempre nuevas, servidas por las realizaciones concretas de la citada comunicación. Radica asimismo la posibilidad de su propia autorregeneración.

La opinión pública debe constituirse con alguna materia prima. El mecanismo de la atención pública y las reglas psíquicas de su generación “crear atención se convierte cada vez más en una problema para todo aquel que quiere operar en el medio opinión pública”.

La materia prima es señalada: se trata de la autoobservación de los observadores. El medio y las formas de la opinión pública no son más que la mirada autorreferencial que los protagonistas de la comunicación pública se dirigen a sí mismos, sino sólo la cara que uno pone al mirarlo. Y uno ve también a los otros que actúan en el mismo espacio delante del espejo.

Según Luhmann son los propios protagonistas de la comunicación pública los que se ven al mirarse, aunque en diferentes momentos alude a los massmedia como el canal de autooserbación básicamente empleados.

La mirada autoreferencial simplifica y encubre la verdadera complejidad del sistema social y lo reduce a una útil aunque falsificadora síntesis para seguir avanzando socialmente. Luhmann le dice “evidencia encubridora” a la opinión pública y alude a una complejidad conceptual para referirse a la simplificación orientada que necesita el sistema político en particular, pero que encubre la verdadera complejidad del sistema social.

LA OPINIÓN PÚBLICA Y EL SISTEMA POLÍTICO

La opinión cumple una función eminentemente política o de utilidad para el sistema político refleja, nada más ni nada menos que al propio observador. Es decir, el sistema político es colocado, gracias al medio-forma “opinión pública”, en situación autoobservación que nunca llegará a ser reflejo fiel, sino al contrario el conjunto de una serie de estereotipos situacionales.

“(…) En primer lugar obliga a la renuncia… a las expectativas de racionalidad y de una revitalización de la ‘vida civil republicana’. Por otro lado indica… que el sistema político de la sociedad moderna no puede ser concebido por una instancia central, cuya capacidad… puede ser observada a través del pueblo. En lugar de esa instancia surge la continua observación de observadores… el código político ya no depende de la diferenciación soberanos/súbditos…

(…) La libertad de prensa y de opinión… no puede ser apreciada ni como una garantía de racionalidad. Sus contenidos tienen sin dudad un efecto represivo y perjudica muchos campos de la comunicación social.

(…) Sólo cuando la opinión pública ofrece un simple eco centrado de la actividad política puede desarrollarse una política que no sea mantenida… como identidad impuesta…

OBJECIONES AL PENSAMIENTO LUHMANNIANO

La completitud social del mundo civilizado no permite centralización institucional de la política, y la opinión pública, en cambio, cumple esa función centralizadora.

Es demasiado aceptar que la centralización pública de los complejos problemas y actuaciones sociales sólo puedan responder a las reglas del simplismo psicológico naturalista. Es clasificado de burlesco para el espíritu democrático dar a entender que el mero autorreflejo de ciertas actitudes públicas nos garantiza a los ciudadanos que no sufrimos una política exclusivamente impuesta.

La opinión pública cumple una función política democrática en cuanto permite al sistema político contar con un procedimiento reglado e institucionalizado de autoafirmarse y seguir avanzando.

Habermas concentra casi toda su atención en el sistema político y coincide con Noelle-Neumann en la descripción de la pérdida de la racionalidad dialogante que la concepción liberal suponía en la formación de opinión pública. Habermas señala a los medios de comunicación social como los principales directores de la construcción del espacio público. Ambos se fijan en una sociedad industrializada y con repercusiones políticas. Con Noelle-Neumann coincide Luhmann en la detección de mecanismos psicosociales básicos en la generación de procesos de opinión pública. Así también como en la actitud “realista” de describir unas situaciones. No llega como Noelle-Neumann a interpretar el fenómeno de la opinión pública en una clave psicosocial inherente a la naturaleza humana.

Luhmann alude expresamente a la “deshumanización de la sociedad” como consecuencia de la separación de los sistemas de acción formalmente organizados respecto de las estructuras de la personalidad.

Extraído de Opinión Pública y Comunicación Política, Capítulo V “Las Teorías Contemporáneas”. Pág. 209 a 215.

3 comentarios en “Visión de la Opinión Pública como el Simple Lugar Común de la Intersubjetividad Social, En Niklas Luhmann

  1. Me parece muy interesante . Estoy haciendo una investigación acerca de las corrientes de opinión. Me gustaría saber las fuentes que consultaste para este artículo.

  2. Estoy en la misma. Me parece muy interesante . Estoy haciendo una monografia acerca de los medios masivos de comunicación. Una seccion d ela misma apunta a la opinion publica. Me gustaría saber las fuentes que consultaste para este artículo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s